LUCY CHIBIMUNDO, UN COMPROMISO ES UN COMPROMISO

LUCY CHIBIMUNDO, UN COMPROMISO ES UN COMPROMISO

En mi blog siempre hago lo que me da la gana. Para eso es mi casa virtual. Si tuviera que hacer lo que se espera tendría una empresa y no un blog personal. Jugaría con las cartas del marketing, incluso del neuromarketing  (¡qué me gusta y todo!) pero no es el caso, hago lo que me da la gana.

Por eso cuando me llega una oportunidad de hacer algo diferente allá que voy. Hace unas semanas Madresfera lanzó una propuesta. “Si quieres leer unos de estos libros y hacer un post apúntate”. Estaba cantado, libro, post y Madresfera en la misma frase es una oportunidad de oro. 

Ni idea de quién era la autora, ni de qué iba el libro. Quería ser aséptica. Pues me llegó el paquetito. No un libro que decían, si no dos. “Un mundo de infinitas posibilidades” y “Yo elijo el arcoíris”. Miré la autora. Lucy Chibimundo, una bloguera madresférica. Y ya. No miré más. 

Ya he leído los dos libros. Me han durado dos días. Me han generado curiosidad, dudas, me han removido algunos capítulos. Y no te voy a mentir, no es por su prosa perfecta o su trama. No son libros de ciencia ficción. Son la historia de la autora. Hay una apertura de alma muy grande que no siempre se ve en libros autobiográficos y mucho menos en autores nóveles. 

“Un mundo de infinitas posibilidades” es un libro para la reflexión. Reflexiones que todas y todos deberíamos hacer de vez en cuando. Lo de toda la vida ¿a dónde vamos? ¿de dónde venimos? Pero con papel y boli y mucho de trabajo personal. Pero a mí me gusta más lo que subyace debajo. Debajo de cada pregunta está el camino que ha recorrido Lucy Chibimundo.

¿Y qué camino ha recorrido y recorre? Pues el otro libro es una pincelada profunda y llena de matices por el camino complejo de la maternidad y la enfermedad mental basado en la experiencia de Lucy.

La maternidad nunca es idílica, jamás, excepto en las fotos de instagram, en todas las demás maternidades hay un revuelo emocional transformador.

A veces visible, contado y aceptado. A veces invisible y no aceptado. A veces no reconocido. Siempre hay un “a veces…”, los “siempre” y “nunca” en la maternidad solo crean daño. 

Todos llevamos una maleta en nuestros viajes de vida. A veces acertamos con lo que metemos. A veces no. A veces nos equivocamos y cogemos una maleta que no es la nuestra o nos dan una maleta y nos dicen que es la que nos toca llevar. Nos descubrimos enfundándonos en un traje que no es el nuestro. Esa es la historia de Lucy. 

Ponerme en la piel de Lucy Chibimundo ha sido un viaje complejo. Intentar pensar cómo es su maleta de vida un ejercicio de cero-juicios. Ponerle voz a la oscuridad de la mente es bello y es valiente. 

Denostamos la palabra enfermedad mental porque nos da miedo. Ella habla de miedo pero suena valiente. Quitarle el miedo al miedo. 

Cuando escribimos revelamos un poco de nuestros secretos, algunos pequeñitos, pero Lucy abre su alma completa. Gracias. 

En resumen, dos libros que son dos viajes de vida de la escritora, y quizá no te dejen indiferente. 

FELIZ VIAJE LUCY CHIBIMUNDO

"No tengo miedo a las tormentas porque estoy aprendiendo a navegar mi barco"
3conlasmaletasacuestas-MAY ALCOTT
Louisa May Alcott
Escritora