VISITANDO A LAS VECINAS: CAPÍTULO VII: LA MUJER MUERTA 2.197 metros

VISITANDO A LAS VECINAS: CAPÍTULO VII: LA MUJER MUERTA 2.197 metros

Cuando Mercedes me dijo, “desde allí además de la piscina sacas una foto estupenda de la Mujer Muerta” supe cuál iba a ser el título, porque el texto lo tenía claro desde que pusimos un pie en el Rincón de Fernando. Y es que en estas vacaciones extrañas, en este tiempo de pandemia, no hemos buscado solo algo que ver y descubrir sino un HOGAR en el que estar. Y eso es lo que nos encontramos al llegar. Eso y una habitación con estas tres maletas rojas que no me pudieron gustar más. Y ya sé que igual no es la foto que más gente atrae a esta entrada pero si es la foto que me recuerda la cantidad de cosas que me traigo de estas vacaciones. 

Ya sabéis que pocas veces doy referencias de establecimientos salvo que me conquisten, y es que somos muy “especialitos”. Tener un establecimiento de hostelería es lo fácil, lo complicado es convertirlo en HOGAR para el viajero que pasa.

¿Y una vez aquí qué? ¿En mitad de la campiña de Segovia que haces en julio? ¿Y la playa? Eso es más o menos lo que han pensado las “ciento pico” personas a las que les dijimos el 16 de abril que estas eran nuestras vacaciones y que lo demás quedaba cancelado. Parece que la bola de cristal acertó o más bien que la ciencia y los informes previos que se publicaban ya daban pistas fiables, la COVID venía y quería pasar el verano con nosotros y del confinamiento no íbamos a salir tan felices. Así que, una casita, con piscina, en mitad de la inmensa campiña Segoviana, con sus pacas de paja mirando el tiempo, con su porche y de fondo el pueblo de Encinillas, con la iglesia de San Vicente Martir al fondo eran la opción perfecta para unas vacaciones de 98 años a 7 años. Porque esta vez no somos 3, somos 5, la abuela y la bisabuela se han venido con nosotros. Y es que, TODOS, tenemos DERECHO a viajar y hacerlo posible es solo cuestión de TIEMPO e INVESTIGACIÓN. Sí, sí, en la vuelta 4.356 a internet lo encontramos, lo chungo era encontrarlo en abril con la mirada puesta en julio.

Vale, y una vez aquí ¿qué? SEGOVIA. Segovia es una de esas provincias que se escribe con mayúsculas, el acueducto romano del siglo II d.c, el Alcázar, patrimonio mundial de la Unesco, los miradores del Alcazar y los dos valles, la Iglesia de la Vera Cruz con sus leyendas templarias, las vistas desde Zamarramala en el restaurante La Postal, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos, conocida como la Dama de las Catedrales, sus calles y más, mucho más… eso lo sabemos todos, o casi todos, bueno y sino lo sabes estás tardando en ir. Pero, ¿y qué más? ¿qué más en tiempo de pandemia? ¿Qué más dónde poder respirar? El Chorro de Navafría, el embalse del Pontón, el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, el Bosque de Riofrío, las Hoces del Duratón, la ruta del rio Pirón, Sepúlveda, el Castillo de Turégano… y más mucho más, es que Segovia siempre es un poco más de lo que imaginas.

Segovia es una de esas vecinas que piensas que vas a “pasar a saludar un ratito” y decides pasar muchos atardeceres a su lado

Ya sabéis que lo de contarte donde aparcar, que sendero elegir y todo eso lo dejo para los cafés virtuales, pero el título, ese hay que explicarlo, y también contar quienes son Mercedes y Natalia y Fernando.

El título, no me puede gustar más, que en esta casa nos dices la palabra leyenda y se nos ponen los ojos como dos luceros. La Mujer Muerta es una alineación montañosa pertneciente a la provincia de Segovia. Su forma se asemeja a una mujer yacente y son varias leyendas las que intentan explicar este nombre. La Pinareja con sus 2.197 metros forma la cabeza, Peña del Oso y Pico de Pasapán, continúan el cordal que formar la silueta de esta mujer.

Una hija de una granjero, una madre de dos guerreros o una doncella, amores, guerras, sacrificios, tormentas enormes, magia…diferentes leyendas que explican el origen de esta formación rocosa.

Y ¿Natalia, Mercedes y Fernando? Pues los anfitriones de la casa que se convirtió en HOGAR estos días y que nos descubrieron que desde el porche cualquier leyenda sobre la mujer muerta podía cobrar vida, porque… ¿qué son unas vacaciones sino un tiempo para soñar?

Este año nos quedamos cerca, ¿y tú?

FELIZ VIAJE.

Ficha de viaje: SEGOVIA

Este año RESPIRAR es una máxima, ver Segovia desde lejos y parar en cada mirador es un imprescindible.

Disfrutar de un paseo por el embalse del Pontón y el Bosque de Riofrío.

Volver pronto y poder disfrutarla en todo su esplendor por dentro de cada monumento.

Aprender sobre los campos de Castilla, su origen, la agricultura, las fases del grano.

Leer a Antonio Machado y sus poemas sobre las tierras castellanas.

Descubrir en una montaña erosionada el poder de las leyendas. La Mujer Muerta es erosión de agua y viento, y sin embargo cuando no hay ciencia se convierte en leyenda.

Investigar nuevas maneras de probar productos locales manteniendo las recomendaciones de seguridad por la COVID-19.

Respirar aire puro de manera consciente.

Y por supuesto, comer un buen bocadillo que quizá tengas que compartir con alguna hormiga.  

"¡Qué cansado está el tiempo de ser tiempo!, de ser tiempo y ser tanto, de ser tiempo y ser largo, de ser tiempo y ser viejo,¡qué cansado está el tiempo!"
3conlasmaletasacuestas-SEGOVIA
Alfonsa de la Torre
Poeta cuellarana