VISITANDO A LAS VECINAS - CAPÍTULO V - 2 BUITRES

VISITANDO A LAS VECINAS - CAPÍTULO V - 2 BUITRES

Me encanta planificar, organizar, tomar decisiones, cambiarlas, volverlas a tomar y así una y otra vez hasta dar con el plan perfecto, o casi perfecto, porque siempre hay algo que se puede mejorar. Y en esa mejora reside la diversión que no la culpa.

A los que nos gusta llamarnos viajeros a nosotros mismos nos encanta encontrar esa mejora que hace de nuestro viaje un recuerdo brutal. A veces la mejora es leer un libro en una cola enorme de aeropuerto porque justo lo guardaste en la mochila o en encontrar el lugar más bonito del mundo para ti en ese preciso momento para ver ese algo que te impacta. Y ¡cuidado! que ese sitio tuyo favorito no tiene porqué ser el mío. 😉

En tiempos de COVID es complicado encontrar ese plan “casi” perfecto, al menos para nosotros que ya hemos dado tres vueltas a internet y encontramos más NOES  que SIES. 🙁

Pero cuando lo encuentras, ¡bummm, la flipas!, como dice el pirata. Y lo encontramos.

Y los dos buitres leonados que nos miraban lo sabían. Por algo estos animales maravillosos son los personajes principales de este recorrido en canoa por las Hoces del Duratón.  

– Míralos, que majos, dando al remo –

– Pues sí, y el pequeño ese parece tiernito. Pena que ya comimos ayer –

O algo así nos imaginamos que decían mientras nos observaban desde lo alto de las paredes verticales de sustrato calizo de más de 60 metros que encañonan el rio Duratón durante 27 kms.  

Y este fue nuestro plan PERFECTO: canoa, remo, deporte, buitres, baño, agujetas, ermitas abandonadas y muchas risas y sonrisas mientras palada a palada recorríamos el Duratón desde San Miguel de Bernuy hasta el embalse de las Vencías.

Y ¿sabéis que hace que este plan fuera un SI rotundo además de todo esto? Que la empresa que elegimos sabía muy bien que en tiempos de COVID además de ofrecer ocio hay que dar seguridad, impecable la gestión de la seguridad y la limpieza. Enhorabuena CANOAS DURATÓN y gracias. 

Y, un “y” más, el truco que os prometí para disfrutarlo aún más…. Redoble de tambores… MADRUGAR.

¡Siiii!, madruga un poco y llega justo cuando abren, los buenos días te los darán los buitres leonados y el río se despereza a tu paso.

Este año nos quedamos cerca, ¿y tú?

FELIZ VIAJE, recuerda, REMA siempre, aunque sea contracorriente. 

Ficha de viaje: HOCES DEL DURATÓN

Disfrutar del vuelo de los buitres leonados sobre tu cabeza mientras remas y descubres las paredes del cañón en cada hoz.

Recuerda que en los puntos que veas la pared más blanca habrá nidos, lo blanco son las “cacas” de los buitres. Esto les encantará a tus criaturitas.

Disfruta del paseo con calma, se tarda unos 45 minutos en ir. Son aproximadamente cuatro kilómetros remando de ida y cuatro de vuelta. Es apto para todo el mundo, nosotros el gimnasio lo justo. 🙂

Aprender sobre los cauces fluviales, la erosión del agua, el ciclo hidrológico, recorridos naturales y presas artificiales.

Descubrir las características principales de los buitres leonados y de otras aves rapaces.

Respetar los entornos naturales para mantenerlos protegidos.

Investigar nuevas maneras de probar productos locales manteniendo las recomendaciones de seguridad por la COVID-19.

Respirar aire puro de manera consciente.

Y por supuesto, comer un buen bocadillo que quizá tengas que compartir con alguna hormiga.  

“En las raras ocasiones en que los esfuerzos que vengo realizando en defensa de los animales salvajes han llegado a fatigarme, me ha bastado pensar que la naturaleza pertenece a los niños para reanudar mi batalla encaminada a la conservación de la fauna”.
3conlasmaletasacuestas-FELIX RODRIGUEZ FUENTE
Félix Rodríguez de la Fuente
Naturalista