VISITANDO A LAS VECINAS: CAPÍTULO IX: 8 METROS

VISITANDO A LAS VECINAS: CAPÍTULO IX: 8 METROS

Entre los múltiples defectos que atesoro, y que intento que me ayuden a evolucionar, aunque a veces me los quedo porque en el fondo me gustan, está el de que si un lugar no me convence al 100% soy incapaz de recomendarlo. Y es que encima suelo ser bastante tocapelotas. Vamos de fijarme en los detallitos.

Resumen, que para escribir cada post aunque haya ido a 50 sitios igual solo saco uno para contar, pero bueno, preguntarme me podéis preguntar de todos los que hemos recorrido y os daré mi opinión. La sala de cafés virtuales está abierta para quienes dedicáis un tiempo a leernos. 

Creo que nunca llegaré a bloguera famosa con esta carta de presentación. (Risas maléficas). Menos mal que creo que el blog pronto hará las maletas y cambiará de destino. Todo cambia como dice la gran canción de Mercedes Sosa.

Dicho esto, hoy os propongo ir una vez más a la maravillosa Soria. Esta vez a la Laguna Negra. Un indescriptible de la naturaleza que hay que ver.

A 1.800 metros en la Sierra de Urbión la Laguna Negra es un libro abierto sobre la alta montaña mediterránea ibérica.  Incluido Antonio Machado se dejó atrapar por este lugar en la leyenda de “Tierras de Alvargonzález” en su obra “Campos de Castilla”. 

Desde el municipio de Vinuesa, por una pista asfaltada  tendrás el mejor acceso para llegar hasta el parking. Dejar el coche allí te costará 4 euros, un dinero que nosotros siempre estamos gustosos de pagar para garantizar que el entorno se cuide y que se generen puestos de empleo en el medio rural.

Desde el parking tienes dos opciones, o bien, subir andando hasta la misma laguna por el sendero que discurre a la izquierda de la carretera o hacerlo en un mini-bus. Este servicio de autobús solo permanece abierto en verano y festivos.

Mi recomendación, si tu condición física lo permite, es hacerlo andando por el sendero durante dos kilómetros sencillos, son un regalo para los sentidos. En apenas 40 minutos, en nuestro caso, pirata incluido, es decir, parando en cada palo, piedra y hormiguero y fotos varias llegarás a la Laguna Negra.

El regreso si quieres puedes hacerlo más rápido por la carretera que es todo descenso, eso sí, aviso agujetas de gemelos, a no ser que como el pirata bajes casi corriendo y saltando. (Mátame camión)

En tu camino de ida o vuelta a la Laguna Negra no puedes perderte recorrer el embalse de la Cuerda del Pozo, bañarte si es verano o eres una o un valiente y estás dispuesto siempre a un buen chapuzón.

Una excursión sencilla de un día para disfrutar de la naturaleza.

¿Sorprendida? ¿Sorprendido? Un post directo, sin circunloquios, aquí vas, aquí aparcas, esto cuesta el parking. Chis pum.

Nuevos registros, nuevos cambios, ¿recuerdas?

Una pregunta antes de desearte FELIZ VIAJE, ¿cómo llevas los cambios que nos han traído estos tiempos? Espero que puedas pararte un momento a mirar y ver.

FELIZ VIAJE.

Por cierto, ocho metros es la profundidad de la Laguna Negra aunque la leyenda dice que…

Ficha de viaje: LAGUNA NEGRA

Llegar hasta la Laguna Negra andando por el sendero.

Aprender sobre las glaciaciones y los paisajes de montaña.

Descubrir en los cambios en la vegetación el cambio climático.

Buscar fauna propia de este paraje (ciervo, tejón, jabalí, ardilla, nutria, lobo, visón,  piquituerto, águila, halcón peregrino…) o encontrar sus huellas, nidos, madrigueras, marcas en la tierra.

Investigar nuevas maneras de probar productos locales manteniendo las recomendaciones de seguridad por la COVID-19.

Respirar aire puro de manera consciente.

Y por supuesto, comer un buen bocadillo que quizá tengas que compartir con alguna hormiga.  

“Hay que estar callado, no hables tanto, deja de afirmar tu existir en las palabras, son igual a ese humo que se aleja. Haz algo, crea. Algo que fortalezca a los demás y cuando tú te vayas permanezca".
3conlasmaletasacuestas-CONCHADEMARCO
Concha de Marco
Ensayista, narradora, traductora y poeta española