LAS “ALGUNAS” COSAS QUE NO TE CONTARON DE LA SIERRA DE GREDOS: 1916

LAS “ALGUNAS” COSAS QUE NO TE CONTARON DE LA SIERRA DE GREDOS: 1916

No, no son 1.916 cosas las que te voy a contar sobre la Sierra de Gredos. Tampoco sé cuántas van a ser. Es lo que tiene que siempre elijo el título antes de empezar a escribir y que no tengo alma de redactora de contenidos que se posiciona en los primeros puestos. La teoría me la sé, pero la realidad es que no me da la gana seguir esas normas.

Volvamos a Gredos. La Sierra de Gredos está situada en el centro de la meseta, al sur de Castilla y León, concretamente en la provincia de Ávila. Un parque natural maravilloso con sus lagunas, circos, gargantas, cuchillares, riscos, galayos, depósitos morrénicos y la cabra hispánica. Sí, este animal es endémico de la sierra de Gredos.   No puedo siquiera describirte lo fascinante que es mires donde mires.

Y esta es la clave, hay ciertas rutas “más famosas” que otras, pero de verdad, te garantizo que elijas la que elijas, como si dejas el coche en el primer hueco que no moleste a nadie y te pones a andar ya es absolutamente un paisaje que no te deja indiferente. Esta es la primera cosa que no te han contado.

No te obsesiones con una ruta, haz la que te cuadre.

Pero si decides hacer la ruta “más famosa”, la que va desde la conocida como plataforma de Gredos hasta el Circo de Gredos, por favor, no vayas en zapatillas de bajar a tomar el vermut. Estás en alta montaña y aunque es una ruta sencilla, es decir, que no tiene perdida, no es especialmente exigente y se puede hacer con peques no deja de ser montaña. Gran parte del recorrido está empedrado. En cierto modo esto es cómodo pero, cuando bajas, si no llevas el calzado adecuado te vas a dejar los tobillos. Esto es lo segundo que no se suele contar: si es ruta y es montaña equípate y prepárate para ello.

De esta ruta tienes entradas en google como para que no te dé tiempo a leerlas en varias vidas, por eso simplificando te dejo la buena, súper buena, PINCHA AQUÍ 

¡Tachán!, otra cosa que no se cuenta de Gredos (ni de otros sitios) pero que yo la pongo aquí porque sí 🙂 . La información más fiable suele estar en las fuentes oficiales.

Los que escribimos blogs simplemente damos nuestra opinión, contamos nuestra experiencia y la sesgamos. Esto es así, nos guste o no. Por eso, te recomiendo que siempre, siempre, siempre, primero consultes las fuentes oficiales, o lo que es lo mismo preguntes en la oficina de turismo que toque.

No es raro que si algo se pone de “moda” todos los blogs del mundo mundial tenga su entrada de ese lugar, pero ¿hace eso que no haya otros sitios igual de maravillosos o mejores? Y esto me lleva a contarte otra cosa que no te han contado de la Sierra de Gredos, hay una ruta menos conocida y de la que igual solo puedes hacer un cachito si vas con criaturitas que es esta, PINCHA AQUÍ. 

Una ruta un poco más dura, pero más corta en tiempo y que tiene unos paisajes impresionante, de esos momentos donde dices, ¿cómo puedo ser tan pequeña? Sí, pequeña de “persona pequeña”.

Y además de camino puedes pasar por el Charco Verde, las piscinas naturales del Risquillo y la senda adaptada al lado de la casa del parque del Risquillo.

Una cosa más que, tampoco nos había contado nadie, básicamente porque estamos en la primera pandemia de la era bloguera, es que aunque Guisando, Arenas de San Pedro y Mombeltrán merecen un rato de paseo (y un paseo largo) si eres como nosotros de evitar aglomeraciones, por el bien de la salud de la especie humana, mejor déjalos para otro momento y céntrate en los espacios naturales en Gredos, que “haberlos haylos” y “de sobra”.

Para ir terminando este post de “cosas que nunca te dijeron de la Sierra de Gredos” (o igual sí que lo contó alguien pero yo no me enteré) te recomiendo los dos penúltimos lugares: Santuario de Nuestra Señora de Chilla y el castro celta el Raso. El enclave de ambos es una gozada para los sentidos. Los jardines de Chilla y las ruinas del castro son un paseo súper-agradable. Las vistas del Embalse del Rosario a lo lejos y de Gredos en la espalda. Dos ubicaciones que no te puedes perder. Eso sí, lo que nunca te han dicho, (yo sí porque lo repito siempre) madruga, vete pronto, o bien vete a última hora de la tarde. Básicamente, intenta ir cuando no vaya nadie. Y sino haz la prueba, ve con gente y sin ella.

Ya sí que sí, el último que no te contaron, ¿has visto alguna vez la serie Cuéntame? ¿Sabes quién es Carlitos? Pues algunos de los juguetes de Carlitos los ha comprado Magnolia, la productora, en la Casa de las Flores de Candeleda que es un Museo del Juguete de Hojalata que es súper-chulo. Pero, súper-súper-súper, al menos para mí, que me quedé enamorada del mono calculadora Consul. No solo me flipó su mecanismo, sino que me enamoró saber que se inventó en 1.916. Si llevamos más de 100 años cambiando la educación eso es que ya estamos cerca de conseguirlo, ¿no?

Bueno, pues al final han sido como 5 o 6 cosas que no te contaron de la Sierra de Gredos, ¿no? Ahora solo queda que vayas y te hagas con tus propios “no me contaron”.

FELIZ VIAJE, QUE NO TE LO CUENTEN.

Ficha de viaje: SIERRA DE GREDOS

Repasa todos los links del post y tienes información para estudiar un par de semanas antes de ir. 

No te lo tomes a mal, pero ¿no te mola disfrutar de ese tiempo de preparar un viaje? 🙂

Aprender sobre la geomorfología glaciar in situ, viendo lagos, morrenas, circos, galayos. 

Conocer a la cabra hispánica. 

Recorrer un poblado celta. 

Disfrutar de la evolución de los juguetes y de eso tan maravilloso que es JUGAR. 

"El juego es inherente al ser humano y ningún desarrollo cultural habría sido posible sin la aptitud lúdica."
3conlasmaletasacuestas-HUIZINGA
Johan Huizinga
Historiador que rebautizo a nuestra especie bajo el nombre de homo ludens