MI VIAJE EN LA RED EN 2021

MI VIAJE EN LA RED EN 2021

Querida Cristina,

¿Sabes de esas dinámicas que se hacen en los talleres de emociones y autoconocimiento? Esas dinámicas que te dicen que le escribas una carta a tu yo del pasado o del presente o de hace media hora y tres cuartos. Pues eso es lo que estás haciendo ahora mismo, bueno no, AHORA, o sea, AHORA

Mierda, otra vez el maldito tiempo que tanto te ahoga.

Supongo, Cristina, que esa ha sido la tónica de este blog en 2021. Y no, no es la tónica del gin-tonic que te hubieras tomado por cada cancelación de un viaje-hotel-experiencia, si no la tónica de la expresión.

La expresión del lenguaje que tanto te gusta, un lenguaje en el que te pierdes entre juegos de palabras, ironías y donde no hay ni coronavirus ni mascarilla ni tu prima contando chorradas.

Un lenguaje que te permite escapar de ese maldito tiempo porque lo que escribes permanece y te deja jugar a ir de pasado a futuro navegando el presente.

Ese, Cristina, ha sido tu año en el blog. Un sálvese quien pueda en un blog que habla de viajar cuando medio mundo está cerrado y el otro medio abierto con restricciones.

Y es que este blog es para ti como un salvavidas para todo. Un refugio, un espacio virtual en el que te piensas que puedes escribir lo que te de la gana porque parece que solo lo lees tú, tu madre y tus veinte amigos.

Pero ¡ay, ilusa! En el momento que lo cuelgas esto se queda sin timón que lo maneje.

Y en el fondo lo sabes pero prefieres jugar a que es como el salón de tu casa cuando tienes las maletas listas para llenarse. Intuyes donde vas pero no cómo vas a volver.

No tienes ni idea de que post se ha leído más o cuál menos. Pero tienes tus favoritos. Otros que dices… ¡vaya caca de post pero bueno… le dejo! Los experimentales. Esos de voy a probar una cosa que leí el otro día pensando que te descubrirá una editorial y podrás publicar un libro de aprender viajando. Que sí, que aunque te mueres de vergüenza te encantaría hacerlo.

¡Hala, ya te lo he dicho!

Aunque claro, querida Cristina, de descubrirte alguien prefieres que sea alguien que os regale una vuelta al mundo. No nos vamos a engañar.

Mientras tanto el blog te ha traído grabar unos maravillosos podcast gracias a Madresfera, algunas colaboraciones con otras cuentas de instagram, una comunidad muy bella, mucho aprendizaje, desahogo, lagrimillas, ratos divertidos… vamos mucha vida.

Un año en la red es un 1% de tu vida real, pero, lo sabes bien, es un 1% muy potente.

2022 te está esperando. Lo creas o no estás lista. Y el blog también, sin presiones. ¿Eh? Que siga siendo salvavidas.

FELIZ AÑO CRIS.

Con cariño, tu Cris de hace media hora.

"No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad mi mente."
3conlasmaletasacuestas-woolf
Virginia Woolf
Escritora