¿A QUÉ EDAD ES BUENO LLEVAR A UN MUSEO A UNA CRIATURITA?

¿A QUÉ EDAD ES BUENO LLEVAR A UN MUSEO A UNA CRIATURITA?

Pues 2021 se nos sigue complicando. Resumen: mejor no moverse y mucha prudencia por favor. 

Menos mal que nuestro mantra #cercaolejostodoesbien nos está aliviando y disfrutamos de todos los paseos en el campo que podemos.

Y aunque de momento tenemos vetados los museos y espacios culturales, por aquello de evitar los espacios cerrados, hay gente que nos plantea esta duda a menudo y como no tenía inspiración para otro post pues he decidido que tocaba responder esta pregunta esta semana.

La respuesta es bastante sencilla. Para no variar (somos poco originales) volvemos a la RAE (Real Academia Española de la Lengua) a ver que nos dice sobre los museos.

Resumiendo lo que dicen, museo es un lugar o edificio en que se conservan y/o estudian y/o exponen colecciones de objetos artísticos, científicos y/o culturales que puedan ser de interés para el público.

¡Aja! Entendido. Vamos, se podría decir que es un sitio donde coges un cacho de mundo de aquí y otro de allí y lo estudias, analizas y expones.

O sea que si pensamos que cuando un bebé nace ve un cachito de mundo, lo estudia, lo mira, lo analiza y va creciendo y haciendo su cachito cada vez más grande… Haciendo números… déjame que piense… con esa analogía… vale ya…

La edad adecuada es… ¿nada más nacer? Vale, igual me he pasado, que hay que salir del hospital y eso, aunque si hay museo en la planta baja… a la que te vas a casa…

Bueno, venga, por poner una fecha, el día que sales a pasear con silla, porteo o en brazos con tu bebé ya es la edad perfecta para ir a un museo.

¿Cómo? ¿Qué no se va a enterar de que ese cuadro son las Meninas? Ya, ya, eso ya lo sé. Si te apuras yo con 40 años sigo sin comprender a El Greco y los museos de instrumentos musicales no me acaban de convencer.

Bromas e ironías aparte, un museo es un espacio para el aprendizaje, con muchos usos, situaciones, momentos. Esto lo he dicho muchas veces, quizá de pequeño solo vea luces y colores y se aburra en 3 minutos y 23 segundos.

O no… nuestro pirata fue al MEH con dos años recién cumplidos y tuvimos que ver TODAS Y CADA UNA DE LAS COSAS QUE HABÍA ALLÍ. Y lo digo con mayúscula porque casi somos nosotros los que le decimos, mira ¿ves esa silla? Cuando termines nos buscas. (Y para prueba la foto de la entrada, era su cara a cada momento).

Hay museos con espacios abiertos más cómodos para un carrito como el MEH que te comentaba antes (¿te he dicho ya que el MEH es un sí o sí en la lista?) y otros estrechitos como el de Brujería de Segovia.

Hay museos que dependiendo de su edad les llaman más o menos la atención, el de Ciencias Naturales de Madrid en su momento de paleontólogo experto les apasiona o el Museo de los Aromas.

Los hay interactivos como los Museos de Ciencia de Valladolid y San Sebastián o más relajados como el Museo del Prado en Madrid.

He perdido la cuenta de los museos que hemos visitado, de todo tipo y lo único que tengo claro es que aún no hemos entrado en ninguno que no nos haya aportado nada.

Os invito a entrar con nuestras criaturitas, acompañarles y, lo repito, aceptar que igual hay que salir a los dos minutos o que os echan porque cierran.

Todo puede pasar. El aprendizaje es siempre sorprendente.

Y si tienes dudas de cómo elegir un museo u similares siempre puedes volver al post de 5 LEYENDAS URBANAS SOBRE VIAJAR CON NIÑOS.
Y sobretodo, que nadie ponga en duda si es la edad adecuada o no para hacer según qué cosa… (bueno si es conducir y eso… venga eso otro día o con un café).

FELIZ RECORRIDO POR LOS MUSEOS

“El arte nos hace mejores. Es alegría y felicidad. Nos hace descubrir en nosotros mismos capacidades que desconocíamos”
3conlasmaletasacuestas-MUSEOS
Irina Antónova
Presidenta del Museo Pushkin