5 LEYENDAS URBANAS SOBRE VIAJAR CON NIÑOS

5 LEYENDAS URBANAS SOBRE VIAJAR CON NIÑOS

Acabo de ver por séptima vez Harry Potter y no salgo de mi asombro. ¿Cómo puede ser que un lugar tan maravilloso como Hogwarts no exista y si haya leyendas urbanas sobre viajar con niñas y niños?

En fin, como esta semana sigo disfrazada de mosca cojon… aquí van las leyendas que nos contaron y que por suerte… casi nunca nos creímos…(alguna vez si… y menudos leñazos emocionales nos hemos llevado)

1 NO SE PUEDEN VISITAR MUSEOS CON CRIATURAS

Efectivamente, el que lo dijo tenía razón. Era lunes y estaba cerrado o era de noche. En el resto de los casos os aseguro que no hemos sufrido percance alguno. Las criaturas salen enteras, no hay daños físicos y en el mejor de los casos ¡aprenden cosas! Hasta donde nos hemos informado no es perjudicial para la salud. Lo único, recordarles que las cosas que hay (en general) no se tocan y nadie mejor que tu criatura para avisarte de cuando está cansado o cansada, esa es la hora de irse aunque quizá tengas que volver al Louvre en otra ocasión.

2 NO SE PUEDEN HACER VIAJES LARGOS

Está claro que montarse en coche, avión, tren o bicicleta durante 12 horas seguidas sin comer ni ir al baño es bastante incómodo. Para tu criatura y para ti. Por lo demás, si paras de vez en cuando o te estiras y tratas de no morir de hambre, sed, aburrimiento o de aguantarte las ganas de ir al baño no hay problema ninguno.

3 NO SE VA A ACORDAR DE NADA

¿Qué es nada? Aquí no me extiendo mucho porque no soy experta en el campo, pero una noción sencilla. Nuestro cerebro es plástico y aprende cada momento. Igual tu criatura de 3 meses no se sabe las capitales europeas, (las visite o no…). Pero dejar que experimente nuevas sensaciones siempre es “bien”. Viajar es un laboratorio de las emociones. Y en el peor de los casos, igual no se acuerda de “nada” pero tú sí. Si te apetece hazlo.

4 CON NIÑOS NO PODRÁS VIAJAR

Esta es mi favorita de entre todas. Puede que sea porque es la que nos creímos muy al principio. Hasta que escuché a una persona que contestaba: “Ni con una pierna rota escalar el Everest”. O lo que se resume en un más que obvio, “el viaje es para todos, ORGANÍZATE”, chis pum y redoble de tambores.

5 VIAJAR CON NIÑOS AL EXTRANJERO ES PELIGROSO

Esta me gusta muchísimo. ¿Qué consideramos “extranjero”? ¿Portugal? ¿Francia?… ummm… esos seguro que te dicen que no porque puedes llegar en coche. Si llegas en coche no es peligroso. Siguiendo esa regla hay bastantes países a los que se puede llegar en coche. Incluido Corea del Norte, que hasta la frontera con tiempo y paciencia puedes llegar. ¿Nueva York? ¿Melbourne? Esos seguro que tampoco los ponen en la lista.

Nosotros hemos desarrollado una teoría propia, la hemos basado en el “sentido común” y responde a tres preguntas sencillas. ¿Viven niñas y niños en el país de destino? Si la respuesta es SI pasamos a la segunda.

¿Es peligroso para alguna persona independientemente de su género, raza, procedencia o edad? Si la respuesta es NO, podemos ir. Si la respuesta es SI, es obvio, no vamos a ir.

Este caso por desgracia se da. No quiero quitarme mi disfraz de mosca cojon… y ponerme seria, pero seguro que tú que has llegado hasta aquí sabes bien de qué lugares se trata.

Y entonces llegamos a la tercera pregunta, ¿nos apetece? Si la respuesta es SI, adelante. Pero puede ser NO. No, porque no te apetecen según qué condiciones para dormir o viajar por ese lugar, porque no quieres ver esa cultura, porque prefieres otra cosa… Esta pregunta la puedes poner la primera, te ahorras dos y piensas menos.

Como siempre digo, viajar no es cruzar el planeta entero, es mirar un poco más lejos de donde sueles posar la mirada. Yo seguiré intentando ir a Hogwarts.

"¿De dónde sacamos la loca idea de que para hacer que los niños y las niñas mejoren primero tenemos que hacerles sentir mal?"
3conlasmaletasacuestas-JANENELSEN
Jane Nelsen
Psicóloga y educadora